Roedores

Roedores

Los Roedores se caracterizan por la presencia de un único par de incisivos superiores de crecimiento continuo con una gruesa capa de esmalte en la parte delantera. Los machos poseen un hueso peneano y las hembras útero doble. Casi todos los roedores se alimentan de plantas excepto por algunas cuantas especies que comen insectos, peces y pajaros. Los roedores para mantener el tamaño de sus incisivos deben desgastarlos constantemente de ahí el origen de su nombre.

Roedor es el nombre genérico de determinados mamíferos, cuya característica principal es la dentición, ya que tienen un único par de incisivos en cada mandíbula; éstos son anchos, curvados o semicirculares, tienen el extremo terminado en un borde afilado, a modo de cincel y el animal los utiliza para roer. Tanto los labios como los incisivos forman un mecanismo de utilidad muy diversa, ya que no sólo se emplean para recoger el alimento, sino también para construir nidos o excavar madrigueras. Dentro de los roedores hay más de 400 géneros y unas 2.000 especies. Están adaptados a vivir en todo tipo de hábitats terrestres y de agua dulce, pues no hay roedores marinos, y están distribuidos por todo el mundo, ya que el ser humano también los introdujo en lugares donde no vivían de forma natural. Son animales muy prolíficos, llegando a tener algunas especies entre 8 a 10 crías en cada camada, siendo la duración de la gestación de 21 a 23 días; algunos roedores constituyen serias plagas para las cosechas y los almacenes de grano. Otras especies, como la rata gris y la rata negra, participan en la transmisión de varias enfermedades. Las variedades albinas de ratas y ratones han sido de gran importancia para la investigación científica como animales de laboratorio, mientras que los hamsters y los conejillos de indias son mascotas muy conocidas en todo el mundo.

Al volver de las vacaciones preste especial atención a restos de excretas, orina y manchas. En caso de ver estos signos proceda a colocar veneno rodenticida, desinfectar con lavandina pura y, en lo posible, contactar con un profesional en control de plagas.

Los tipos más frecuentes de roedores son:

 

Tanto la orina de los roedores como las heces una vez envenenados y sangrando, se pueden  detectar mediante linternas de luz ultravioleta. Los lugares de paso suelen ser orinados por los roedores para su posterior identificación y la orina brilla blanco fosforescente al exponerla a la luz ultravioleta. Esto permite detectar los lugares de ingreso y anidamiento para un control profesional reduciendo los riesgos de intoxicación y evitando la colocación de rodenticidas tóxicos en lugares innecesarios ya que el roedor no pasará por ellos.

En establecimientos gastronómicos, escuelas, hospitales y hoteles, La Casa de los Insecticidas recomienda la contratación de un profesional en Manejo Integrado de Plagas (fumigador). Algunas de las mejores empresas de Fumigación y control de plagas del país tienen un link en la sección de enlaces de esta página. 

Es muy útil el Ultrasonido para ratas como complemento de los tratamientos de control de roedores con rodenticidas químicos ya que evitan las reinfestaciones y futuros anidamientos. 

Realice aquí su consulta

Roedores

Los precios publicados incluyen IVA